Pensamos los espacios como experiencias sensibles, cambiantes, provocativas. A partir de estos principios, llevamos a cabo proyectos e investigaciones con compromiso y calidad. Estas ideas se unen en un portafolio que ha ganado importantes premios relacionados a temáticas ambientales y de preservación de la biodiversidad.

La costa argentina ha sido muy maltratada por las urbanizaciones costeras, diseñadas a partir de modelos abstractos sin una interpretación sensible del paisaje.
Entonces proyectar una nueva urbanización frente al mar resulta una gran oportunidad de recomponer esa relación
Entender que esa línea donde inicia lo urbano no puede estar pegada al mar, sino también, que no puede ser un límite recto y abstracto.

Transformar la conciencia. El ecoparque debiera contribuir a afianzar el cambio de paradigma. El ‘problema’ de tener que desmantelar un zoológico, debiera convertirse en una ‘oportunidad’ para transformar la conciencia. Que el hombre abandone el ego, y deje de estar por encima y sometiendo al medioambiente, para pasar a sentirse parte de un todo que lo trasciende y del cual a su vez es parte. En ese sentido “liberar” a los animales resulta un gesto concreto y contundente.

Respetar la impronta morfológica del barrio de casas bajas, con techo de tejas y revoque blanco, fue uno de los objetivos principales, cuando encaramos la refuncionalización de una vivienda tradicional de Olivos para convertirla en dos casas que comparten el mismo terreno. Se creó un paisaje interior y contrariamente a esa situación en la planta alta se reforzó la condición de elevación, potenciando las visuales lejanas sobre el barrio.